Encuentrame en: Facebook Monaco Twitter Monaco You Tube Monaco

Ricardo Garcia MónacoEmbolizaciones Cerebrales | MAV

Introducción:

Es un trastorno congénito de los vasos sanguíneos del cerebro y se caracteriza por la presencia de un ovillo de vasos malformados con una conexión anormal entre las arterias y las venas en el cerebro. FIG 1

Monaco

Haga click sobre la imagen para ampliar

Se desconoce la causa de la malformación arteriovenosa cerebral (MAV). La condición ocurre cuando se forman uno o más vasos sanguíneos cerebrales en los cuales las arterias se conectan directamente con las venas, sin tener los capilares normales entre ellas. Las malformaciones arteriovenosas varían en tamaño y en ubicación dentro del cerebro.

¿Cuales son los síntomas?

Normalmente, los síntomas no aparecen hasta que se presentan complicaciones, como una ruptura de uno de los vasos de la malformación generando una hemorragia cerebral, o bien dando un cuadro convulsivo con o sin perdida de conocimiento. El abanico de síntomas es amplio y pueden aparecer en forma aislada o combinada.
Más de la mitad de los pacientes con MAV presentan una hemorragia de la malformación como primer síntoma. Dependiendo de la severidad y de la ubicación del sangrado, la hemorragia puede causar una discapacidad severa o fatal. El riesgo de sangrado de una MAV es aproximadamente de 2 a 4% anual. Otros síntomas con frecuencia incluyen dolor de cabeza, convulsiones y otros problemas repentinos, como son problemas de visión, debilidad, incapacidad de mover una extremidad o un lado del cuerpo, falta de sensibilidad en una parte del cuerpo o sensaciones anormales. Después de una hemorragia, existe el riesgo de desarrollar epilepsia En algunos casos, los síntomas también se pueden presentar debido a la falta de flujo sanguíneo en un área del cerebro (isquemia), a la compresión o distorsión del tejido cerebral por grandes MAV Aunque la lesión esta presente desde el momento del nacer, los síntomas se pueden presentar a cualquier edad siendo mas frecuente entre los 15 y los 30 años Otros síntomas que pueden estar relacionados con esta enfermedad son:

• Deterioro del lenguaje
• Movimientos anormales
• Perdida de la conciencia
• Parálisis

¿Como se diagnostican?

Primariamente lo que hay que realizar es un examen físico y neurológico completo para detectar si existe un flujo anormal de los vasos sanguíneos y signos neurológicos focales (debilidad, entumecimiento, problemas de lenguaje, problemas visuales). Los exámenes que se pueden realizar para diagnosticar la MAV son:

• Tomografía computada cerebral fig 2
• Resonancia magnética fig 3
• Angiografía cerebral fig 4
• Electroencefalograma

Monaco Monaco Monaco
Haga click sobre las imagenes para ampliar

¿Como se tratan?

Si bien el 50% de las malformaciones se expresa como una hemorragia cerebral algunas de ellas generan otros síntomas los cuales deberán ser evaluados por el neurólogo o neurocirujano para determinar si será para tratamiento medico, quirúrgico, radioquirurgico o endovascular. Una malformación arteriovenosa sangrante es una emergencia médica y requiere hospitalización inmediata. El objetivo del tratamiento consiste en prevenir futuras complicaciones controlando las convulsiones, limitando el sangrado y, de ser posible, extirpando la MAV.
Los tratamientos más utilizados son la cirugía convencional de cerebro a cielo abierto y lo mas novedoso son el tratamiento endovascular mediante embolización y la radiocirugía. Con frecuencia, estas opciones de tratamiento se usan combinadas.
Los riesgos de la cirugía dependen de la accesibilidad y tamaño de la malformación y del estado del paciente en el momento de la intervención. La cirugía de cerebro a cielo abierto es la extirpación real de la malformación en el cerebro a través de una abertura que se hace en el cráneo y debe ser realizada por un neurocirujano vascular especializado
El tratamiento endovascular se realiza en salas de angiografías y consiste en la navegación por dentro de los vasos mediante microcateteres de 1 mm de diámetro con los cuales llegamos hasta el cerebro en el nido de la malformación para luego inyectar una sustancia cementante tipo acrílico que se inyecta dentro de los vasos anormales para detener el flujo sanguíneo. Esta técnica se llama embolización. En el momento actual la técnica endovascular representa una alternativa a la cirugía cuando esta no es posible debido al tamaño y a la ubicación de la lesión. También es una opción la combinación de la embolización y la cirugía dado que ola embolización reduce la vascularización y el tamaño de la malformación brindándole al cirujano la posibilidad de una cirugía mas corta y sin sangrado.
Otra alternativa podría ser la radiocirugía estereotáxica para tratar las malformaciones arteriovenosas que no se pueden operar. Este método es particularmente útil en las lesiones pequeñas y profundas, las cuales son difíciles de extirpar por medio de cirugía.


Ricardo Mónaco
Ricardo Mónaco
Ricardo Mónaco

Mónaco
  MónacoContacto
 
 
  e-Mail:
 
Mónaco
  Mensaje:
 
Mónaco
   
Mónaco