Encuentrame en: Facebook Monaco Twitter Monaco You Tube Monaco

Ricardo Garcia MónacoCáncer de Higado - Quimioembolización Hepática

Introducción:

La glándula hepática puede ser el asiento de enfermedad tumoral primaria (hepatocarcinomas) o secundaria (metástasis).
La Quimioembolización hepática es una forma de administrar tratamiento quimioterapico contra el cáncer en forma directa mediante catéteres que se colocan dentro del mismo tumor. Si bien el órgano donde más se usa este método es el hígado, esto puede hacerse en otros órganos.

 

¿Que síntomas producen los tumores hepáticos?

Los síntomas aparecen cuando los tumores alcanzan un tamaño considerable, o bien cuando comprimen estructuras importantes como la vía biliar o algunas venas. Pueden presentar dolor abdominal, perdida de peso, falta de apetito, coloración amarillenta de la piel (ictericia), masa palpable al examinar el abdomen. En otras situaciones ciertos tumores generan determinadas sustancias que provocan síntomas como diarrea, eritema cutáneo, enrojecimiento de la piel de la cara, hipertensión arterial, ulceras gástricas de topografía no habitual, crisis de hipoglucemia que pueden llevar a la perdida de conocimiento. Estos síntomas se presentan en los denominados tumores neuroendócrinos. Un tumor hepático puede llegar a crecer bastante sin dar manifestaciones.
Lo más frecuente es que aparezca alguna lesión en algún exámen rutinario como una ecografía

monaco
monaco
monaco
 
Haga click sobre la imagen para ampliar
 

¿Cómo se diagnostican?

Obviamente lo primero en realizar es la consulta al especialista hepatólogo o cirujano cuando se presentan estos síntomas o se descubre accidentalmente estas lesiones.
Un hígado dañado (cirrosis hepática) es el principal factor de riesgo para que aparezca un Carcinoma Hepatocelular. La cirrosis hepática se puede producir por el consumo exagerado de alcohol, infecciones crónicas por virus de hepatitis (B ó C), enfermedades metabólicas, etc.
El antecedente de haber presentado un cáncer digestivo (estómago, colon, recto, páncreas, etc.) nos hace estar atentos a la aparición de metástasis hepáticas aún años después de haber operado el cáncer original.

El exámen más usado es la Tomografía Computada en lo posible helicoidal y en especial con técnica trifásica. También la Resonancia Nuclear Magnética aporta información al igual que la ecografia que suele ser el examen que realiza los diagnostico en forma accidental en un control de rutina.
En general las lesiones hepáticas NO se punzan para hacer una biopsia por lo que es de vital importancia la experiencia del equipo tratante para decidir la conducta adecuada.
Existen algunos marcadores tumorales, que en exámenes de sangre especializados, nos orientan o confirman la naturaleza histológica de estos tumores.

 

¿Cómo se tratan los tumores hepáticos?

Los tumores hepáticos tienen un tratamiento multimodal.
Pueden ser tratados quirúrgicamente, en forma percutánea con Radiofrecuencia y/o alcoholización, o puede llegar a realizarse transplante hepático.
El tratamiento endovascular (Quimioembolización) es una valiosa alternativa a la cirugía y puede realizarse por diferentes métodos

Formas de tratamiento de tumores hepáticos.

  • A. Cirugía.
  • B. Quimioterapia sistémica.
  • C. Quimioterapia locoregional.
  • D. Quimioembolización hepática
  • E. Radiofrecuencia (Termoablación).
  • F. Alcoholización

Quimioembolización hepática:

El primer paso es obtener radiografías de las arterias del hígado y el tumor mediante una angiografía o cateterismo. Le inyecta al paciente un sedante para ayudarle a relajarse. El radiólogo pone anestesia local en la ingle para adormecer la zona. Mediante la guía de rayos X especiales y seguido por un sistema de Televisión se coloca un pequeño catéter en la arteria de la ingle y a través de la navegación por dentro de los vasos dirigimos la punta de este catéter hasta llegar a la arteria hepática, permitiendo inyectar la mezcla quimioterápica adecuada para cada tumor. Luego de la infusión del quimioterapico se realiza la embolización que consiste en ocluir o bloquear el flujo de sangre en un vaso y de esta manera bloquear el suministro sanguíneo del tumor. El quimioterapico queda atrapado dentro del tumor ejerciendo mayor efecto sin la repercusión sistémica que presenta la quimioterapia convencional. Esto es posible gracias a que la glándula hepática presenta una doble circulación, nutriéndose por la arteria hepática y por la vena porta que suministra al hígado un 50% de sus nutrientes. Finalmente se toman varias radiografías para confirmar que se ha dado tratamiento a todo el tumor.
La Quimioembolización de esta manera combate al cáncer de dos formas. En primer lugar, suministra una concentración alta de quimioterapia al tumor sin exponer a todo el cuerpo a los efectos de esos medicamentos. En segundo lugar, el procedimiento bloquea el suministro de sangre al tumor, lo que lo priva de oxígeno y nutrientes, y atrapa los medicamentos dentro del tumor para que sean más eficaces


Ventajas y desventajas

Ventajas

  • La Quimioembolización hepática controla la enfermedad tumoral en do de cada tres pacientes tratados. Este beneficio dura 10 a 14 meses en promedio, según el tipo de tumor, y por lo general se puede repetir si es necesario
  • Paralelamente se pueden usar otros tipos de tratamiento a modo de combinación para aumentar el resultado y controlar el tumor.
  • La insuficiencia hepática es la causa de muerte en estos pacientes cuando la enfermedad esta confinada al hígado. La Quimioembolización puede ayudar a prevenir el crecimiento del tumor y posiblemente conservar la función del hígado y una calidad de vida relativamente normal.

Desventajas

  • En contados casos existe un riesgo de infección a pesar de la antibiótico terapia profiláctica que llevan estos pacientes.
  • Las posibilidades de alergia al yodo son muy bajas y hoy en día puede realizarse el examen con un contraste sin yodo como lo es el Gadolinio.
  • Debe tenerse en cuenta el posible daño renal en estos pacientes por el contraste.
  • Las complicaciones graves de la Quimioembolización ocurren en aproximadamente uno de cada 20 procedimientos. La mayoría de las complicaciones graves consisten en infección o lesión en el hígado. Los informes indican que aproximadamente uno de cada 100 procedimientos causa la muerte, habitualmente por insuficiencia hepática.
 

Consulta

Volver Arriba

Ricardo Mónaco
Ricardo Mónaco
Ricardo Mónaco

Mónaco
  MónacoContacto
 
 
  e-Mail:
 
Mónaco
  Mensaje:
 
Mónaco
   
Mónaco